BIENVENIDOS AL BLOG DE LA GENTE DESCONTRACTURADA
¿ME CREES SI TE DIGO QUE SE VIENE EL LIBRO?

23 de febrero de 2012

¿AUTORIDAD O PURO HUMO?

Un ya familiar corte de luz logro lo que mucho tiempo intente y no pude conseguir, que me sentara frente al teclado a escribir lo que me venga en gana. La razón es muy simple: el reuter solo funciona con energía eléctrica, y al no tener suministro de la misma en este momento, no me queda otra que escribir. Hace ya un largo tiempo que no me hago de un ratito para plasmar en letras las cosas poco importantes que por la cabeza me pasan todos los días. No es que no tenga nada para decir, todo lo contrario, lo que sucede es que mi tiempo de ocio se ve absorbido por internet, play station, ping pong, danza clásica, y costura. Podemos decir que esas actividades que realizo por alguien estarán digitadas para silenciar la voz de un observador critico de la realidad.
En esta oportunidad de lo que se me ocurre hablar es de la autoridad que la sociedad le da a algunos personajes a partir de que estos se destacan en alguna disciplina o actividad.
Siempre me pregunte el por que de mi mediocridad. En nada sobresalgo, en nada soy demasiado bueno. Me hubiera gustado nacer con alguna habilidad especial. Me encanta ver a chicos como Messi o Ginbili y me hubiera encantado ser como ellos. Es apuntar muy alto pretender ser como ellos, pero apunto alto porque siempre el tiro sale unos metros más abajo. Imagínense que si apunto a ser un chatruc ( ex jugador de futbol mediocre) termino siendo un ever ludueña (estandarte de los fracasados). Probablemente hasta el día de hoy no descubrí la disciplina en la que me destaco. Quizá nací con algún don que nunca advertí y por ende jamás me interesé en cultivar. De todas maneras este no es el tema que nos atañe. Mis complejos de inferioridad vamos a dejarlo para mas adelante. Hoy quiero hablar de otra cosa, que si prestaron atención más arriba, ya adelanté. Hay gente que goza de impunidad para decir lo que se le canta la gana. Hay gente que se da el lujo de hablar de cualquier tema y ser escuchado con atención. Hay gente que se la pasa diciendo ganzadas y gozan de la aprobación social.
Muchas veces me cuestione esto: por que tomamos la opinión política de un deportista como valida si ni siquiera sabe leer? por que la opinión de los artistas tienen una acogida masiva aun cuando no hablan de arte?
Quizá el resentimiento que me produjo haber nacido mas parecido a un Mupet que a un humano, me lleva a pensar de esa manera. A lo mejor ser un gordo peludo, narigón y lleno de granos me lleva a despreciar el punto de vista ajeno solo porque lo expresa alguien con apariencia de persona. Y la pucha che!! como estoy con mi complejo de inferioridad!!
Acá la cuestión es otra. Hay que tener como sociedad la capacidad de vislumbrar en los formadores de opinión la capacidad para elaborar juicios acertados. Es por eso que hay que diferenciar al simple deportista (que de deporte seguro puede darnos cursos de postgrado) o al simple artista (que seguro de cuadros o música puede hablarnos horas enteras) de aquellas personas formadas y leídas que pueden aportarnos un punto de vista valido sobre diferentes temas.
No quiero con esto parecer un censurador, al contrario, estoy a favor de que todas las personas, con libertad, sin ofender ni perjudicar al otro, expresen sus ideas con total desparpajo y ausencia de coerciones. De lo que no estoy tan a favor, es de subirnos al caballo de la fama y la publicidad, y otorgar a personas que no lo merecen, una autoridad desmesurada sobre determinados temas que en verdad no domina como para ostentar tal apoyo ideológico. Para tener posición sobre determinados temas, solo hay que contar con sentido común. No hay que estudiar en la facultad, ni ser un gran catedrático. Hay que tener la capacidad para cuestionarse y masticar los temas de tal forma que abordemos a una solución convincente y luego apelar a una retórica seductora a los fines de convencer a nuestros pares cuando nos disponemos a comunicar nuestros puntos de vistas. Para ejemplificar mejor: teniendo una discusión sobre el tema del aborto, la persona que se oponía a mis argumentaciones fundamentaba con palabras del Dr. Favaloro y no solo basaba sus ideas en las palabras de otro, sino que mostrando la imagen del emerito cirujano intentaba darle a su tesis una raigambre mas sólida. Pero que el Dr. Favaloro piense de una manera no quiere decir que este en lo cierto. El Dr. Favaloro sabia mucho de cateters y by-pass, pero no por eso tengo que tomar por cierto todos sus dichos. EL Dr. Favolor TAMBIEN se equivoca!!!
Con esta catarata de idioteces que dije, quiero reivindicar la capacidad de todos. Cada uno de nosotros tenemos que cultivar dia a día, a parte de papa, zapallo y zanahoria, el sentido critico hacia las cosas. No aceptar las ideas dadas como ciertas sino que detenernos a pensar y preguntarnos si son así, o deberían ser asá. Debatir, escuchar y siempre tener una mirada abierta a las nuevas e interesantes cosas que la sociedad nos va poniendo en el camino. Pero nunca como borreguitos ni tampoco como contestatarios crónicos, sino intentando arribar a un pensamiento prudente y sano.

24 de noviembre de 2008

Cultura del pasado

Mi pc está atravesando un momento crítico: padece un tremendo virus lo que produce que periódicamente se resetee sola ( en términos medicinales sería algo así como un cáncer terminal cibernético). Además del estado de malhumor que me procura tal situación, me di cuenta de que dependemos muchas veces de lo que guardamos. ¿Que pasaría si este virus ataca mis archivos guardados?. A simple vista puede ser o el fin del mundo, o algo totalmente intrascendente. Lo cierto es que nadie se va a morir porque se le borren los archivos de la PC (O por lo menos yo no voy a morir; si puede llegar a morir aquel paciente que tiene guardada su historia clínica en la pc de su doctor y ésta se ve afectada por uno de estos imponderalbles).
Hace un tiempo, algo así como 4 o 5 años, la ciudad de Santa Fe sufrió una gran inundación. Decenas de muertos y miles de casas arrasadas por el desborde del río salado. Electrodomésticos rotos, animales muertos, casas arruinadas totalmente. Una de las cosas que más consternación causaba en la gente, era la pérdida de los álbumes de fotos familiares. Las fotos son cosas muy queridas que nos remiten a nuestro pasado, y que no podremos reproducir nunca.
¿Y si el virus este que afecta mi pc me borra las fotos? Tranqui muchachos!!! Hoy a la tarde me ocupé del tema, y grabé 4 CDs con el respaldo de todas las fotos en soporte digital que tengo. ¿Y si el perro se come los CDs? Tranqui muchachos, ya tengo el cianuro a mano por si algo de eso pasa.
Es bastante raro. Por momentos creo que nos aferramos más a nuestro pasado que a poner empeño para crear un futuro más próspero. Vivimos pendientes de lo que pasó y no tanto de lo que va a pasar. Muchas veces guardamos hermosas fotos familiares que esconden una historia fea: Sin ir más lejos, una de las fotos familiares más lindas de las que adornan mi living, me remite al enojo que padecía mi papá esa tarde que decidimos retratarnos.
Por momentos pienso que valorar tanto las fotos, videos, o las cosas que nos remiten a nuestro pasado, es un error. Hoy en día nos fotografiamos para que cuando seamos adultos o viejos, nos acordemos de ésta época (recordemos que la fotografía digital revolucionó el campo de la fotografía, no se si con el viejo sistema nos fotografiaríamos tanto). Vivimos inmersos en la cultura del pasado. Dejemos de aferrarnos tanto a nuestro pasado como a este presente y miremos más hacia el futuro. Suena a bíblico, pero "dejemos todas nuestras pertenencias y sigámoslo" (algunos entenderán a Dios, otros a sus sueños o anhelos). Arriesguemos más, tengamos un espíritu más quijotesco. Este mundo solo va a cambiar si nosotros apostamos a eso.
PD: "Haz lo que yo digo, y no lo que yo hago" : cuando una cámara se prende danzo como una perra en celo, desfilo y poso al mejor estilo zoolander.

19 de agosto de 2008

El después

Algunos dicen que los domingos son los primeros días de la semana, sin embargo, la costumbre laboral nos muestra que en realidad es el último. Uno trabaja, estudia, y desarrolla todas las actividades durante los días anteriores al domingo, y ése día, se dedica a descansar o a recrearse de una u otra manera. Más de uno use todo el día para recuperar el sueño perdido durante la noche anterior. O la cordura perdida, también durante la noche anterior, por la ingesta en exceso de bebidas espirituosas, más conocido como resaca.
Nunca me gustaron los domingos. Poca gente en la calle, días tristes. Ni les cuento si llueve! Es el día Post-semana.
En general, siempre los "post" son feos, tristes, solitarios. Uno pone todas las expectativas sobre esa actividad que está por desarrollar, por ese casamiento al que tiene que ir, por ese fin de semana plagado de cumpleaños, por esa entrega de premios a la que tiene que concurrir, etc. Pero cuando esas actividades se acaban, uno se ve vacío. Toda esa adrenalina anterior al partido de tu vida, ya pasó. Ya estás nuevamente en la vida normal. Algunos al día anterior, se juntan y no hacen más que hablar de eso que hicieron la noche anterior. Ríen y ríen durante horas, mientras comentan aquello que hicieron. A decir verdad, no siempre ríen, a veces lloran, se arrepienten, se quieren matar por el papel de ganzo que hicieron.
Yo estoy más que convencido: si te espera algo grande, disfrutalo a pleno, pero pensá que vas a hacer después de eso. No es fácil caer que terminó.
Generalmente los domingos, día "post semana", pinta el bajón. Es algo normal. El índice de suicidios, aunmenta considerablemente los domingos, es el día más utilizado por los que se quitan la vida. Ayer fue uno de esos días. Pintó el bajón nomás después de un fin de semana largo de locura.
Me acabo de dar cuenta que ayer no fue domingo, fue lunes, pero feriado. Hagan de cuenta como que no leyeron nada. No sirvo para esto. Me voy a hacer flogger, chupines lilas, remeras escote en "v" y bailes raros. Muchas fotos y basta de escribir giladas.

31 de julio de 2008

Cambia todo Cambia

De estar super stresado y atareado, pasé abruptamente al amebismo temporal. Es por eso que me puse a repasar las entradas anteriores y me asombré. Leí "leyendo" (cosa que parece fácil, pero no lo es tanto); me asombre de la cantidad de cosas que dije, y de las muchas entradas que hice (48 para ser exacto). Digo que "leí leyendo", porque mastiqué cada uno de los pensamientos que recorrí con la vista (todo un PUETA! Borges un poroto al lado mío!). Mientras rumeaba las ideas, me desayuné con que no pienso sobre algunos temas como pensaba un par de años atrás. Disiento con mi yo anterior. A simple vista la gorda Sosa tenía razón, cambia todo cambia.
No me acuerdo que filósofo de la antigüedad (creo que Parménides o Heráclito -googleenlo y me avisan-) decía "no entras nunca en el mismo río", haciendo alusión a que lo único estático y no cambiante en la naturaleza toda, era la tendencia al cambio de las cosas. Le creí.
Mi mamá siempre decía que había cosas que no cambiaban. "El amor de una madre a su hijo no se modifica por nada" argumentaba. Hoy en día, que tengo más de un dedo de frente y mis padres no pueden embaucarme tan fácilmente (como cuando era chico y me mandaron a pescar con una caña sin anzuelo y estuve 4 horas al lado del río con la ilusión intacta y...nada, "no había pique") le repregunto ¿y si el hijo se desquicia? ¿y se dedica a las drogas duras, el alcohol, las prostitutas, o a estudiar derecho? La progenitora sentirá lo mismo hacia ese ser sumamente degenerado? No se, habría que estar en los zapatos de esa madre.
Lo cierto es que en esta sociedad afecta a las imposiciones ideológicas está impuesta la idea de que "todo cambia". Y la verdad es que a mi esas imposiciones, me dan un poco por el forro del cuaderno. Yo quiero ir contra eso (tanto contra las imposiciones como contra ésta en particular de que "todo cambia"). Creo que hay cosas que no cambian. Las esencias personales, a manera de ejemplo, no cambian. Uno es de una manera, y siempre lo será: el tipo garca, va a ser un tremendo jodepu siempre. Su inclinación interna a joder a los demás, no va a cambiar. Lo que puede cambiar son las formas, pero su esencia va a ser siempre la misma. Así que Parménides, Heráclito, la Gorda Sosa, (y ya que estamos que caigan en la volteada también) Menem, Rozín, Escudé, Tesandori: NO SABEN NADA! son unos giles bárbaros!
Con esto quiero decir dos cosas: en primer término que si se ponen a pensar, hay cosas que no cambian. Y en segundo lugar, que dejemos de llevarnos de esas falacias que la sociedad nos mete en la cabeza y que la mayoría toma como verdad revelada. Hay una verdad que va más allá de las cosas y que tenemos que descubrir cada uno de nosotros, sin ese molde que nos viene impuesto.

12 de julio de 2008

Los hombres también lloramos

Esta es una de esas entradas escritas en poco tiempo. No porque la haya escrito sin ganas, sino porque la inspiración llegó como un haz de luz que me atravesó y siguió su rumbo (que poético! jaaa!). Lo cierto es que, sensibilizado o no por cosas que uno vive en la vida, llega un momento que te desestabiliza, y, vaya a saber uno por que, empiezan a fluir lágrimas por los ojos. ¿Por que cuando nos sentimos tristes lloramos? Hay una manifestación fisiológica (las lágrimas) que denotan nuestro estado de ánimo. ¿Hay alguna manifestación de ese tipo cuando estamos muy contentos? Probablemente el llanto también lo sea para la alegría extrema, sin embargo las generales de la ley nos dicen que la gente llora más de tristeza que de alegría.
Que difícil es llorar adelante de otros! que feo es! ¿Será que el orgullo que nos domina internamente es una barrera infranqueable para el llanto cuando estamos con otros alrededor? A decir verdad, no se. La cosa es que a mi me cuesta mucho.
El sábado a la tarde, busqué un cassette viejo de xuxa, para darlo vuelta y ver si es verdad que adoraba al diablo, y urgando entre cintas viejas, encontré unos que decían en la etiqueta "familia" y estaban numerados del "I" al "IV". Gran curiosidad me dió y procedí a ponerlo en la primer casettera que encontré. Me desayuné con la noticia de que mi mamá, nos grabó mucho de chiquitos (debe ser que nunca tuvo plata para la filmadora y se arreglaba con el grabador). El hallazgo me cautivó de manera tal que estuve facilmente 2 horas escuchando canciones interpretadas por mi y por mis hermanos y cuentos mal leídos por nosotros que recién aprendíamos a leer, entre otras tantas cosas. Entre uno de esos cassettes, apareció una vos que me resulto muy familiar, pero no me costó demasiado determinar a quien pertenecía. Era la de mi abuelo, fallecido cuando yo era chico. Me di cuenta que me había olvidado de su voz, y me vino bien escucharla nuevamente para refrescar mejor su imagen. Me acordé cuando me hizo hincha del club que amo, cuando lo llamaba todas las mañanas y cuando lo acompañaba a los doctores para después volver a su casa y tomar la leche juntos mientras mirábamos "el llanero solitario". En ese momento, me di cuenta que quería llorar, pero que estaba haciendo fuerza para no hacerlo. Así que fui al baño, me encerré y lloré...SI, LLORÉ!!! Lo mismo de reprimir el llanto me pasó cuando vi "Elsa y Fred" con mi familia (no da llorar como un maricón por una película al lado de la flia.).
-¡¡¡Ahí está, mi alter-ego!!! Ahí quería llegar!!!. A ver, ¿por que no da llorar adelante de la familia?
-y...que se yo...desde chiquito me vienen diciendo que los hombres no lloran.
-jajaj, No querido "inconsciente", estás crasamente equivocado!!! o mejor dicho, están equivocados quienes te dijeron eso.
-y vos como sabés "LooK Ass consciente"?
-ahora sigo contando...bancá...
Tuve el gran privilegio de compartir la última semana una charla con el "el gran marcelo". Mientras intercambiábamos palabras a mi me costaba seguirlo, porque mi gran admiración hacia su persona me obnuvilaba. Sin embargo cuando mastiqué más sus palabras, me di cuenta de la sabiduría que encerraban las mismas. "Acá en argentina quien es agredido y huye, en vez de inteligente es un cagón y el agresor es piola que se la banca". Esto es lo que la sociedad nos muestra día a día. Si sos hombre y lloras, sos un maricón. Acá no llorar es de macho, y la verdad estoy un poco harto de todo esto. Está bien que muchas veces querramos mostrar el aspecto de persona fuerte, que no se cae nunca. Pero ¿está bien reprimir los sentimientos? NO! quiero ver "cinema paradiso" "Elsa y Fred" "los bañeros mas locos del mundo" (los viejos, no la berretada última) y llorar!!! si! llorar sin escrúpulos a moco tendido!!! Quiero llorar cuando el dentista me ponga anestesia, o me pongan una vacuna!!! quiero llorar cuando mi equipo pierde!!! quiero llorar en esas y en otras tantas ocasiones, y NO SER JUZGADO!!! me captan el concepto? quiero que la gente empiece a ser un poco más fiel a sus sentimientos. Y si eso implica "hacer el ridículo", bienvenidos al club!!!

24 de junio de 2008

Peluqueros, dentistas y taxistas son lo mismo.

Son profesionales (o aprendices de tales) que en mayor o menor medida, siempre frecuentamos. Quien no va al peluquero cada tanto? y al dentista? Tenés que ser un marciano si no te tomás un taxi de vez en cuando.
Siempre me llamó la atención los rasgos comunes que los identifican entre ellos. Por ejemplo: todos sabemos lo "afrancesados" que son la mayoría de los peluqueros (con esto no estoy haciendo un juicio sobre su orientación sexual). O lo delicados, pulcros y ordenados que son los dentistas. Ni hablar de los tacheros, quienes detentan, según ellos, una personalidad ganadora.
Estas tres profesiones están unidas entre si, por el diálogo que siempre mantienen con sus clientes. Sin ir más lejos, voy a contarles mi experiencia con cada uno de ellos.
Oscilo entre dos peluqueros. Me corto con uno o con otro, según la disponibilidad de dinero, o si voy o no con mi progenitor, quien siempre inclina la balanza hacia uno de ellos que fue amigo suyo en la infancia. Los dos dan el aspecto a machotes. Te hablan de minas, bailanta, alcohol y reviente.
Uno de ellos, el amigo de mi viejo, es gordo casi obeso y arrastra los pies cuando camina. Tiene un pasado de delincuencia (ahora también es bastante delincuente, porque cobra $22 el corte) y siempre encuentra el espacio para decirme "vos tenés el pelo de tu mamá, hacele juicio"...o "tu viejo es medio maricón ¿sabías?"...o "quedate quieto o te rebano la oreja con la gillete".
El otro, es un estudiante crónico de psicología. Ampliamente influido por Marx y su idea de la distribución de la riqueza, ya que solo cobra $10. Se la pasa contando situaciones que vive con las mujeres que se levanta en boliches de mala muerte. Lo primero que me dice es que apague el celular porque "el corte de pelo hay que disfrutarlo". A renglón seguido me pregunta "¿vos sos feliz?", lo que es el puntapié inicial de un "corte psicoanalístico".
Cambiando de profesión, mi dentista. Es hiper pulcro, pero un animal con las manos. Es ex-alumno del colegio secundario al que concurrí. Siempre me pregunta si sé algo de los profesores que tuvimos en común y nunca se olvida de contarme la anécdota de cuando le pegó una trompada al cura rector, que fue lo que determinó su expulsión. Siempre se quejó cuando le llevaba los certificados bucodentales en blanco míos y de mis hermanos para presentar en la pileta.
Y para terminar, no podían faltar los taxistas. Si bien no es un servicio que use asiduamente, siempre que tomo un taxi, me enredo en alguna conversación con el chofer. Siempre saben algo de política que no salió a la luz, porque llevaron como pasajero a uno de los involucrados. Siempre se ganaron alguna mujer por ser solo "choferes de taxi". "Seee papáaaa...con el tasi se gana!!!" siempre dicen.
Yo desafío a que me cuenten la experiencia de algún peluquero, dentista o taxista con el que no hablen. Eso es lo común a los tres, que siempre se entabla alguna conversación.

29 de mayo de 2008

LA MALA MEMORIA

"LooK Ass, ¿y tu d.n.i.?" dijo de manera inquisitiva una persona atrás del teléfono. "Uyyy, me olvidé de dejarlo!!!" le respondí con vos de pollito mojado. Una suerte de catarata de adjetivaciones e improperios empezó a fluir por el auricular del celular. Claro, había llamado previamente dos veces para hacerme acordar que deje el documento a su dispocisión para hacer el trámite pertinente y así y todo me había olvidado.
Tengo mala memoria, debo asumirlo. Algunos, como mi madre, dicen que es causa de que no pongo atención en las cosas. Otros, como mi abuela, dicen que es porque tengo "mente dispersa". Y otros, como mi papá, dicen que es simplemente porque soy un pelotudo. Nada más contundente y sintético ¿no?
Creo que todos tienen un poquito de razón. Tengo mente dispersa, pongo poca atención en las cosas (generalmente que no me interesan) y soy un poquito pelotudo ( pero muy poquito).
Siempre supe de esa debilidad mental mía. Pero creo que con los años va increyendo.
Hay que distinguir las simples distracciones de los olvidos propiamente dichos. Una simple distracción que tengo como traba es la tapa del dentífrico (cosa que violenta sobremanera a mis familiares). Es una tara que no puedo vencer. Nunca tapo el dentífrico después de usarlo, y -aunque me lo propuse varias veces- no logro acordarme. Otra simple distracción que me cuesta eludir con frecuencia es cerrar los cajones. Los abro, saco lo que tengo que sacar, sigo mi camino y el cajón quedó abierto.
Este trastorno de los olvidos, se manifiesta de muchas maneras. Empezamos por no acordarnos apellidos de algunas personas "¿como se llamaba este tipo?". Después nos cuesta acordarnos el nombre de las calles. En un momento posterior no nos acordamos de los cumpleaños de los familiares ni amigos. Y terminamos por no acordarnos si tomamos la pastilla antes de comer, y muchas veces, debido a ese olvido la tomamos dos veces.
De esa lista, pasé por todas. Cuando otrora era un púber y me invitaban al cumpleaño de 15 de alguien, de casualidad me acordaba el nombre de la cumpleañera, y de las amigas, jamás. Les pedía ayuda a mis amigos "che, como se llama la rubia? Ahh, Silvia. Silvia, me pasas la coca?" (nunca nos servían vino).
No me acuerdo el nombre de las calles. Soy un perdido bárbaro en mi ciudad. No solo eso, sino que de las que me acuerdo, me las acuerdo solo en un sentido. Como siempre llevo una dirección este-oeste, cuando vuelvo no me se las calles en orden. De mi casa hasta oroño puedo decirlas en orden, ahora...volviendo desde oroño a mi casa, me cuesta el orden. Eso seguramente tiene que ver con la memoria.
Jamás me acuerdo las fechas de los cumpleaños. "Hoy es el cumpleaños de mamá" me dicen mis hermanos, entonces es que la llamo y me hago el divino un rato. Una vez, volvía en bicicleta a mi casa, cuando me encuentro en la puerta de su casa a un tío. Me paré a charlar un rato, muy macanudo es él. Hablamos alrededor de 15 minutos y nos despedimos muy amenamente. Al llegar a mi casa, suena el teléfono, era este tío nuevamente invitándome a mi y a mis hermanos a comer un asado con algunos sobrinos más a su casa. A mi me llamó la atención que no me lo haya dicho personalmente, si hacía 20 minutos nos habíamos visto. A la hora mi hermana me dice "hoy es el cumpleaños de rafa". Claro, llamó a mi casa para darme la posibilidad de remontarla, pero la dilapidé. Imposible remontar eso. Solo me quedó agachar la cabeza y decirle "disculpame, se me pasó".
Finalmente les dejo una anécdota. Debía tomar un antibiótico muy fuerte. Lo tomé, pero al minuto ya no me acordaba si lo había hecho, entonces por las dudas lo tomé nuevamente. No pasaron dos minutos que me había olvidado si lo había tomado o no. Entonces nuevamente por si acaso, lo volví a tomar. A la media hora estaba internado en estado vegetativo por sobredosis de antibióticos duros. Me dijeron que durante el mal tranze en el hospital gritaba "veo la luz, veo la luz!!!" y "I see deadth people!!!", pero producto de mi mala memoria, no me acuerdo tal episodio.
Nunca les pasó que están a tres o cuatro cuadras de su casa y se preguntan ¿cerré con llave la puerta de calle?. O van a buscar el auto y no se acuerdan donde lo dejaron estacionado. ¿O nunca vieron flotar un pecesito porque se olvidaron de darle de comer por 1 mes? Vamos!...o me van a decir que ustedes no tienen una biblioteca llena de libros prestados que siempre se "olvidan" de devolver? ("el que presta un libro es un boludo, pero más boludo es el que lo devuelve" anónimo)
Simplemente quería demostrarles que ustedes también tienen mente dispersa, ponen poca atención en las cosas y son bastante pelotudos !!!

19 de mayo de 2008

¿Que me gusta?

El revolver que disparó este tema fue una conversación de chat. La pregunta que me hizo dudar fue si me gustaba escribir. No supe que responder. En mi mente había una puja entre: "si digo que no es contradictorio con tener un blog, pero si digo que si, a lo mejor falto a la verdad". Yo respondí que era una buena manera de decir lo que uno quiere, pero no necesariamete es lo que a uno le gusta. Que buena pregunta...¿me gusta escribir?.
Hay muchas cosas que por costumbre o vaya a saber por que, hacemos y no sabemos si nos gusta o no. Nunca nos lo preguntamos. Este es uno de esos casos. Yo no se si me gusta escribir o no, pero sin embargo lo hago asiduamente.
La verdad, es que si de vocación hablamos, mi vida se diviría en: ir a la cancha...tomar mates...leer algún libro...tocar un poco la guitarra...hacer algún programa de radio...de vez en cuando jugar a la pelota o al tennis con amigos... Estoy en condiciones de decir que todas esas cosas me gustan hacerlas. Pero todavía no se si me gusta escribir. Como dije es un buen mecanismo para decir lo que uno quiere. Es importante tener algo que decir, y alguien a quien decirlo. Es lo que en definitiva le da sentido a la vida. Si tueviera que elegir un medio, sin duda elijiría la radio. El blog es un buen complemento de eso...Pero no se si me gusta escribir. De hecho debo reconocer que muchas veces he escrito en 15 o 20 minutos algo para este blogbasura simplemente para que "siga". Para que la gente que entra de vez en cuando, lo siga haciendo y no encuentre siempre lo mismo.
Seguramente la persona con la que chatié se va a sentir importante pero esa pregunta terminó por hacerme replantear un montón de cosas. Sin ir más lejor me pregunté si me gusta la carrera que estudio...6 años en la facultad y recién ahora se hace esa pregunta el tipo. Agradezco que la respuesta fue afirmativa. Sino hubieran sido 6 años lo que representan 2190 días al pedo y casi $22.000 en cuota tiradas a la basura. $22.000!!! que locura!!! Bueno, definitivamente ahora me doy cuenta que no me gusta pagar cuota, pero es un buen medio para recibirse...jajaja.
Esa es una de las tantas cosas que me repregunté...Me gusta cocinar? me gusta correr por la calle desnudo? me gusta hacer las coreografías de patito feo frente a mis compañeros de facultad? llegué a la conclusión que hay un montón de cosas que uno hace y no por gusto, sino por costumbre o algo...
Creo que ya lo dije en alguna entrada anterior...pero lo repito por si no les quedó claro: que feo debe ser levantarse todas las mañana para ir a un trabajo que no nos gusta. Es muy importante saber que cosas nos gustan y que cosas no, y en base a eso decidir nuestra vocación. MMM...que ricas las vocación rellenas ¿no?

13 de mayo de 2008

Cosas que nos marcan

Esta entrada se origina en el nefasto episodio ocurrido un par de días atrás...En un comercio (no vamos a develar cual) nos encontrábamos mi hermana mayor y yo. Nos separaba el mostrador, yo estaba del lado de los clientes, ella del lado de los que atienden el local. A viva voz describió un hecho acaecido la noche anterior: - fue muy gracioso lo tuyo anoche, a las 2.50 am, mientras dormías gritaste "no, mamá...no mamita, por favor no...". Esas fueron sus palabras cuasi gritadas. Estupefacto la miré con una mirada al mejor estilo zoolander para que se callara, debido a que los clientes que estaban en ese entonces rodeándome empezaron a hacerme comentarios al respecto, y risas burlonas empezaron a sonar al unísono.
Ese mismo día estuve hablando con mi progenitora acerca de los métodos de crianza que tuvo para con sus hijos. Muy diversos por cierto para cada uno de ellos.
Se ve que el más chiquito los agarró con el caballo cansado y gozó (y goza) de las más amplias prerrogativas en todo sentido. El no pide permiso para salir, el dice "hoy tengo un cumpleaños" y automaticamente le dan plata (no se si por la inflación o que, pero le dan 4 veces -SI, SI 4 VECES!!!- lo que me daban a mi y los demás hermanos).
A él nunca lo amenazaron con hecharlo de casa con escasos 10 años. Ni lo dejaron hasta las 21 hs. en el colegio acompañado por los curas de la comunidad por no haber copiado la tarea. Ni siquiera lo mandaron una noche de invierno a dormir al patio por haber roto un reloj. El no tuvo que aprender a dividir bajo la amenaza de un cinto. El jamás tuvo que poner la cabeza adentro de la cocina con el gas del horno encendido por no haberse lavado los dientes. Sin ir más lejos nunca lo ataron en la cama y le pusieron un goteo constante en la frente por haberse llevado materias.
De hermana mayor abanderada en primaria y secundaria, me tocó ser de chiquito el que les allanó el camino a los hermanos menores. Las exigencias eran muchas, pero a fuerza de amonestaciones, guardapolvos rotos, materias previas, y moretones logre que el piso de mínima para mis hermanos menores sea mucho más bajo.
Muy probablemente lo que soñaba cuando grité esas cosas, era la situación cuando mi mamá llamaba a la casa cuna y me armaba la valija porque "me iban a buscar". Yo lloraba y le pedía por favor que no...arrodillado y casi en posición de alabanza le decía que la quería mucho y que de ahí en adelante me iba a portar bien. Era desde chiquito poco orgulloso y fiel a mis sentimientos, no me importaba arrastrarme llorando por el piso pidiendo clemencia. Muy distinto actuaba mi hermano, quien con solo 5 años dijo que se iba, y se fue...hoy todavía lo estamos buscando. No, mentira, mi mamá se retractó cuando cruzó la puerta de calle y solo un cachetazo le voló todos los dientes de leche. Los definitivos los tuvo todos torcidos por haber perdido antes de tiempo los de leche. Y tuvo que salir a juntar cartones con un changuito para poder pagarse la ortodoncia ya que mi mamá se negó rotundamente a colaborar.
Como me habrá marcado esa situación que hasta los 23 años sueño con eso! ¿Que pensaría mi esposa si cuando esté durmiendo con ella vivo el mismo episodio? ¿Es eso causal de divorcio?
De chicos con nuestro comportamiento muchas veces torturamos a nuestros padres. Pero ellos con sus castigos y formas de educarnos nos marcan a fuego para toda la vida. Tanto para mal, como es el caso que describí anteriormente, como para bien, porque los valores que aprendemos en casa no los olvidamos más.

4 de mayo de 2008

Alterio, no me mientas

Que feo debe ser querer hacer algunas cosas y no poder por alguna imposibilidad física. Eso, además de la soledad, debe ser lo más feo de la vejez.

Siempre digo que el cine nacional es lo mío. Que no me van los efectos especiales y que prefiero las películas que me dejan algún mensaje. Lloré a moco tendido (Es mentira eso de que los hombres no lloran -ya va a ser tema de otra entrada, yo lloro como un maricón, pero no dejo de ser hombre) cuando vi "Elsa y Fred". . Me hizo abrir el espectro sobre algunos temas, y fue ahí donde me di cuenta de lo triste que puede ser la vejez.

Mi abuela (abuela con onda si las hay) deslizó un par de veces la frase "es muy triste ser viejo". Yo pensé que lo decía como para que los hijos y nietos le presten más atención, pero después me di cuenta que en verdad lo sentía.

"La puta, que vale la pena estar vivo!". Esa escena de "caballos salvajes" es apoteótica, digna de recordar. No me acuerdo con que sinfonía de fondo, te eriza la piel. Eso si: Esa frase tiene que ver mucho con los estados de ánimo. No quiero decir con esto que cuando estoy mal de genio procedo a cortarme las venas, pero convengamos que no honramos esas palabras, más bien decimos "me quiero morir!!!".

Bueno, supongo que los viejos más de una vez deben pensar que Alterio les toma el pelo. Estuve en un casamiento y el abuelo del novio no paraba un minuto: con sus 84 años no dejó moza sin parlar, ni invitada sin piropear. No salió a bailar por una imposibilidad física, pero su espíritu estaba intacto. Entretuvo a unos cuantos jóvenes con sus historias de parrandas y batallas ganadas. Cuando yo sea viejo quiero ser así, pero no me imagino que el cuerpo no me responda y tenga que dejar de hacer algunas cosas. El viagra ya existe, así que por eso no me preocupo.

Con todo esto quiero decir que no siempre vale la pena estar vivo. Pero creo que dejar de estar vivo vale menos la pena que lo anterior...así que sigamos vivos nomas.
Lo feo sería que algunos que no viven las cosas en su momento quieran hacerlo cuando ya no pueden.

23 de abril de 2008

Vale hecharle la culpa a otro

"El me dijo que lo hiciera". Si, esta entrada la hago porque uno de mis compañeros me dijo que la haga. ¿Que pasa? ¿Está mal hacerla a instancia suya? ¿Por que esa visión de que esta mal hacer las cosas que otro te pide? Cuando éramos jóvenes y el 1 a 1 nos permitía salir los fines de semana a los boliches con 10 pesos en el bolsillo, teníamos un jobbie. Pagábamos a los más audaces para hacer cosas que no nos animábamos. Una vez, un conocido, (no voy a dar el nombre por razones legales) pagó 5 pesos para que uno de los delirantes que nos acompañaba en el bar céntrico, se parara sobre una de las barras y se bajara los pantalones. ¿Está mal? Si, está pésimo que se baje los pantalones en público, pero no veo porque está mal haberlo hecho por el pedido expreso de otro. Incluso le redituó un ingreso económico, lo que veo bárbaro. Anécdotas como esa hay un sinnúmero. Les digo más: si alguna vez, en pleno invierno, ven a alguien nadando en la pileta del afamado boliche de zona oeste, es porque con mis amigos recolectamos una suma tentadora que lo convenció. La maestra: "Quien me tiró esa boligoma en el ojo?". El alumno: "yo señorita, pero él me dijo que lo hiciera" (y con el índice señala al gordito de la clase). La señorita nuevamete: "Y si te dice que te tires al río vas y te tiras?". Y dale! como la tienen con el río!!! Que tiene de malo tirarse al río? Si sabes nadar y te dicen que te tires, tirate! no veo que tiene de malo tirarse al río si sabés nadar. Hay que hacerse cargo de las cosas que uno hace, pero no neguemos que es muy válido hecharle la culpa al otro. Así que no nos amilanemos ante esta visión de que "si te dijo que lo hagas el otro, esta mal". Demosle para adelante, hagamosle caso a las aberraciones que nos piden. Eso si, siempre con el dedo acusador para otro lado, cualquier cosa, yo no fui.

15 de abril de 2008

Como contestar agravios

Probablemente es causa de mi personalidad impulsiva el ser descendiente de una familia italiana. Testarudo hasta el hartazgo, leche hervida, gritón, arrojado, calentón, espontáneo. Todos esos adjetivos describen como nos manejamos los de sangre italiana.
Estas formas conductuales sin lugar a duda nos condicionan para la vida. Es un hecho, que ante un agravio, saltamos cual llave térmica. Ejemplo: cuando alguno te impropera por pisar la senda peatonal con el auto ("que haces boludo?!") uno contesta inmediatamente ("pero que te pasa? te molestan los dientes? te los bajo en seguida bolsa de cuernos!"). Así funciona la mecánica de la sangre italiana. Rocky balboa era el semental italiano. Creo que algo de Rocky tengo. Lo de semental capaz.
Hay otras personas que prefieren que la respuesta al agravio o mejor dicho, la venganza, sea algo más planeado, algo que surta sus efectos, que no falle. Si lo haces enojar a tu hermano, y él es una de esas personas que calculan todos sus movimientos, es muy posible que cuando tengas que ponerte tu corbata favorita la encuentres cortada con una tijera. Si, esas son sus formas de venganza o respuesta a los agravios. Si te tenés que ir de viaje al exterior, te van a esconder el pasaporte. Son así.
Una vez tuve un cruce bélico con mi hermano menor. Él es de esas personas que no explotan en el momento. Un par de meses después, me dispuse a escuchar uno de mis cd's favoritos (no era la ola está de fiesta de flavia) y me encontré con esta situación: el cd, estaba totalmente rayado. la tapa rota y el librito donde están las letras cortado con tijera. Adentro había un papelito que decía "2/7/99". Esa había sido su venganza. Realmente un maestro calculador de la guerra.
Yo hubiera preferido mucho más arrancarle un mechón de pelo. No es un hipotético, realmente pasó cuando éramos más chicos aún. Aduje que era pelo del perro para zafar de la reprimenda paterna. Ya cuando el palo de escoba se partió en la espalda de alguien (no voy a dar más datos por las dudas) me dio la impresión que se nos habían ido las cosas de las manos. Sin embargo creo que esto de sacar todo lo que uno tiene adentro cuando realmente lo siente, es terapéutico. Poder decirse "andate a la puta que te parió, forro!" es una descarga que solo salcedo en el último clásico proporciona.
El ámbito laboral no es nada fácil, y por lo general uno se calla muchas cosas para, en muchos casos, vivir una tensa calma. Soy un privilegiado al decir que trabajo a la par de dos de mis hermanos. Eso nos da la posibilidad de tener la mente sana, ya que cuando uno hace algo indebido, ya sea sin culpa o exprofeso, nos decimos las cosas como son, de frente y muchas veces, si no hay clientes detrás del mostrador (en realidad adelante, pero para mi están del otro lado) vuela alguna puteada. Si no trabajara con ellos, dificilmente me manejaría de esa manera, ya que soy descendiente de italiano, pero no irrespetuoso o boludo.
Los psicólogos de hoy en día, comen gracias a las cosas que nos guardamos. Hay que volver a nuestros orígenes y ser más elementales, más rústicos, más sinceros y espontáneos. Hay que hacerle caso al filósofo Delocho, Chavo: "la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena". Las cosas como son y de frente.

15 de marzo de 2008

Casualidad o causalidad. Destino o suerte.

"-Así que te picó el bichito? Por que?
-Quiero aprender a bailar tango
-Y por que hoy, y no hace un año o dentro de dos meses?
-En realidad quiero aprender a bailar tango para acercarme a una mujer.
-Ahhh. Ahora me gusta mas!
-Fue en una milonga, ella se quedó esperando que yo la sacara a bailar, pero como no se bailar tango no me animé, me quedé parado.
-Decime, ¿vos sos de los que empujan o de los que fluyen?, ¿vos empujas para que las cosas pasen o fluís con las cosas que pasan?
-En realidad yo se que tengo que bailar tango. A ella no la conozco, no se quien es, pero se que si no aprendo no va a pasar nada
-Para mi sea lo que sea ya ocurrió. Esa mujer y vos ya están juntos, o no. Te gráfico mi pensamiento? Los domingos me la paso bailando todo el día y estoy encerrado aquí, así que ¿que pasa en el mundo? ¿que pasa afuera? yo no lo se. Pero a la noche veo fútbol, en diferido, pero para mi es como si lo viera en directo, así que puteo, me alegro, me amargo, me emociono; y cuando la pelota va en el aire digo "esta entra, esta entra, esta es gol, esta es gol". La pelota va a ir a dar donde tiene que dar y no a otro lugar ¿por que? porque ya pasó! ya sucedió! solo que como yo lo ignoro, me creo que está ocurriendo mientras lo veo. El tiempo se presenta de una manera difícil de entender. Para mi vivimos la vida con la ilusión de que es un evento en vivo, pero en realidad yo creo que es en diferido. Esa mujer y vos ya están juntos, o no van a estar juntos nunca. Ahora tenés que aprender a bailar un poco y salir a averiguarlo".
Debido a que logré ganarme la simpatía de mi jefe (abstenganse de hacer especulaciones de cualquier tipo), fui desafectado para el trabajo el sábado por la mañana. Es por eso que el viernes me quedé viendo películas argentinas (después de hacerme un rato el divino con una hermosa criatura del sexo femenino en el chat) hasta altísimas horas de la madrugada.
Mi gusto en lo que a cine respecta es preciso: me agrada el cine nacional, preferentemente tragicomedias. Este es uno de los argumentos que la gente usa para decir que tengo un espíritu de viejo (sumado a que me gusta escuchar radio AM mientras tomo mate, o a ver crónica TV la mayor parte del día, además de leer la última pagina del diario donde se publican las muertes o usar pantalones de vestir negros con chombas blancas y tiradores). Me gustan las tragicomedias, porque, sin la necesidad de efectos especiales, el film se hace llevadero gracias al toque de humor que siempre tienen este tipo de películas, y la cuota de tragedia siempre nos deja algo para pensar, un mensaje (que a mi criterio es lo más importante siempre en todo: films, libros, experiencias, etc).
Lo cierto es que vi una excelente película: "la suerte está hechada". A decir verdad ya la había visto, pero me pareció atinado bajarla por internet y volver a verla. Este largometraje me trajo grandes interrogantes, uno de ellos planteado de manera impecable en ese diálogo transcripto al principio de la entrada. ¿Estamos predestinados para algo? ¿Es nuestra misión encontrar nuestro destino? ¿Somos agentes de este presente o es solo consecuencia del accionar de factores externos?(léase suerte, Dios, etc.). Que temita no!!!???
Dios, ese Dios todopoderoso (como el de la película), seguramente existe (sino expliquenme como Charly García sigue vivo). Nunca interviene en nuestro libre albedrío, es decir, que nos da libertad absoluta para tomar nuestras propias desiciones, pero a su vez, por ser Dios, conoce nuestro futuro. Entonces ¿que sentido tienen nuestras decisiones si nuestro futuro ya está escrito? ¿para que ponernos en el brete de estudiar, si en el futuro que Dios conoce dice que me va a ir mal en el examen? Con respecto a esto se abre un sinfín de especulaciones: yo mismo me repregunto ¿no seremos nosotros los que forjamos ese futuro que Dios conoce? Osea, me va a ir bien en el examen, porque estudié, o copié, o soborné al profesor, o me acosté con la profesora octogenaria (que dicho sea de paso era un león en la cama), es indistinto a los fines de este tema. Quiero significar que HICE ALGO para torcer eso que Dios sabe que posteriormente ocurrirá en nuestras vidas.
Decir que Dios conoce nuestro futuro, es lo mismo que decir que nuestros destino está escrito en el "libro de la vida" o que estamos predestinados para algo, para aquellos que no crean en la existencia de Dios.
Esta vez, debido a mi estado de somnolencia, no les voy a sacar dudas ni esclarecer conceptos como siempre hago desde este blogbasura. Se las voy a dejar en germen, para que mediante comentarios me las disipen, así que quien tenga opinión formada al respecto (o no, yo llevo casi un año y medio escribiendo en un blog sin opinión formada), por favor sírvase a dejar comentarios, preferentemente en la barra de mensajes.
Parece mentira che! un tema tan importante desperdiciado por seguir con el traje puesto de blogbasura. Una lástima...

7 de marzo de 2008

¿lo esencial es invisible a los ojos o una imagen vale más que mil palabras?

"¡Que cara de chanta que tiene ese tipo!", "mmm...me parece que es gay", "es la ley del embudo, la más linda con el más boludo". Cuantas veces escuchamos estas frases. Cuantas otras les ponemos nuestra propia firma a tales afirmaciones. Nos la pasamos juzgando por las apariencias y nos olvidamos que como dice el principito, lo esencial es invisible a los ojos.
Termino de desarrollar esta idea, digna de premio nobel, y se me viene a la cabeza la famosa propaganda (ya citada anteriormente en este blogbasura) del conocido desodorante que tenía un slogan que rezaba "la primera impresión es la que cuenta" . Yo me acuerdo cuando conocí a la novia de uno de mis amigos: estaba renga, transpirada, y tenía muy mal aliento. Esa imagen, valió más que el millón de palabras que utilizó mi amigo para explicarme que estaba renga porque se había esguinzado jugando al hockey; que transpiraba en demasía por el calor; y que su mal aliento era producto de la ingesta irrestricta e irresponsable de infusiones de bombilla, más conocida como mate.
No creo que sean frases contradictorias las que en el título de la entrada están unidas en una pregunta. Porque si bien esa imagen valió más que mil palabras, lo esencial fue invisible a los ojos, o por lo menos a los míos. ¿Que era lo esencial en esa chaqueña renga, transpirada y maloliente? Lo esencial era lo de adentro, su personalidad. Lo buena persona que era. Lo mucho que quería a mi amigo (de quien no voy a dar nombres porque Rosario es muy chico) y lo bien que lo hacía sentir. Eso era lo esencial que no pude ver en el momento que la conocí. De todas maneras, el spot publicitario no está errado en lo más mínimo, porque esa primera impresión me marcó como uno de esos sellos incandescentes que le ponen a los caballos. Imposible olvidarme esa tarde.
Hay gente que nació para vestir de negro y pasar desapercibida, y hay otra gente que nació para usar remeras rojas con flores amarillas. Mediante esas imágenes podemos abordar lo esencial en cada persona y es acá donde las dos afirmaciones se tocan (quiero decir que tienen realción, no que "se tocan" cual adolescente lleno de acné). Hay que agudizar lo máximo posible la percepción para que ese prejuzgamiento que hacemos (según el maestro Werner Goldschmith el prejuzgar es una etapa necesaria del juicio o "juzgar" -sobre los juicios se edifica el saber-) sea lo menos errado posible. Y si es errado hay que agudizar al máximo la humildad para poder decir "me equivoqué con lo que pensaba de esa persona".
Acabo de apagar el cigarrillo que me hice con el saquito de té de boldo, y me pegó bastante de hippie: Lo esencial en este mundo, es el AMOR, y acá no no hablo del amor de pareja, ni del de hermanos, ni del de perros, ni del que le tenemos a la play station, ni de sexo. Hablo (más que hablo, escribo) del amor que cada uno pone en las cosas que hace. Eso es lo esencial. Y después de estas palabras, de secarme las lágrimas por la emoción, y de esperar que terminen de aplaudir ustedes frente al monitor, les aconsejo que lean "como nos ven los demás" en este blogbasura, ya que está intimamente relacionado.

19 de febrero de 2008

Siempre hay un roto para un descosido

Siempre hay un roto para un descosido. Esa es la frase que mi abuela dice siempre. Pero a mi me cuesta creerlo. Quiere decir que a la larga o a la corta encontraremos nuestra media naranja. Sin embargo mi incredulidad se basa en ejemplos como los de mi ya conocida tía, la soltera, que se la pasa tomando ansiolíticos con wisky debido a que no ha podido encontrar su compañero de fórmula. Otro ejemplo es el estado de histeria que experimentan las mujeres cuando llegados los 30 se encuentran sin pareja. O no tuvieron suerte, o son los típicos gatos que te cruzás en los bares de levante.
Quizás esa frase nada tenga que ver con cosas amorosas y hable de parejas en otro sentido. Quien puede pensar en Caroso sin Narizota? o en Tito sin Pelusa? Esos si que son ejemplos de rotos y descosidos!!!
No es para nada fácil el tema. En mucho influyen los rayes personales de las personas. A lo mejor, la persona indicada para pasar el resto de tu vida feliz, la tuviste enfrente, y no te diste cuenta...O a lo mejor tuviste una experiencia con ella, y la cosa (teóricamente) no resultó.
Yo creo que cuando encontraste a la persona con la que te sentís bien a tu lado, tenés que cuidarla y alimentar esa relación día a día. Desde mi humilde punto de vista, la cama de dos plazas es el invento más destructivo de todos los que conspiran contra la institución del matrimonio. Uno en la cama muestra sus peores miserias. ¿Por que compartirlas con quien teoricamente querés? ¿No sería mejor dormir en camas separadas y de vez en cuando juntarlas para demostrarse amor?.
Si encontraste tu media naranja, cuidala. No la expongas a tus ventosidades o a tu olor a pata. Esas son cosas que desgastan la relación y hacen que la gente muera soltera tomando ansiolíticos.
Cuando los filósofos de la antigüedad se esforzaron en explicar de manera racional la existencia de Dios, se olvidaron de una. Hay cada bagarto con novio!!! Eso si explica que Dios existe, y es demasiado misericordioso. Hay tantas que le tienen que estar eternamente agradecidas...Tambien hay muchos hombres que están en la misma...
Quizás a esto ya lo haya dicho: ¿Quien dijo que el principe azul debe ser flaco, alto, rubio y de ojos claros? Muy probablemente el principe azul que te desvele sea gordo, petizo y tenga granos. Pero es amable, caballero y te cuida. Y principalmente no es gay. Un flaco alto, rubio y de ojos claros muy probablemente sea gay.
Miren si será de importancia el tema, que hay una estadística que dice que los hombres solteros mueren más jóvenes. Y claro, si se la pasan de caravana y viven en un monoambiente sucio inhabitable. Si hubieran encontrado pareja, no solo no estarían de caravana (o si, pero no todos los días) sino que vivirían en condiciones de limpieza y pulcritud.
Si todavía no encontraste a tu media naranja, mandá un sms con la palabra amor al 5454 y encontrala ya. Mi vida cambió considerablemente desde que gasté 108 dólares estadounidenses en ese mensaje. Encontré a la que por entonces fue mi esposa, que después del divorcio me sacó la casa y el auto.
Le voy a dar un poco de crédito a mi abuela. A lo mejor es verdad eso de que para cada roto hay un descosido. Me parece que hay que afinar la punteria y tratar de no morir soltero.

12 de diciembre de 2007

Nuevamente "los padres".

Siempre dije que esa frase que reza "todo tiene que ver con todo" es una falacia. ¿Que tiene que ver el culo con la cooperativa?. Es obvio que si nos ponemos a pensar vamos a encontrar relación entre ambas cosas. Por ejemplo: En la sede de la cooperativa hay sillas, donde la gente apoya sus culos. De todas maneras, creo que este tipo de ejemplos, son poco alimento para un estómago tan grande como el de la frase. No llenan el gran contenido de la misma.
Sin embargo, en este blogbasura, todo tiene que ver con todo. ¿Que contradicción no?
Estábamos hablando en la sobremesa, sobre un chico que no se decide a abordar a una chica de la cual está profundamente enamorado. Su personalidad dubitativa, no le permite tomar la decisión de, como decían los viejos, pegarle el cabezazo, (yo más bien diría, "bajarle la caña"). Lo cierto es que en medio de la conversación, mi mamá (quien sabe si deshinibida por el paso de los años, o por estar bajo los efectos de ansiolíticos mezclados con wisky, que le proporciona mi tía, la soltera) dijo con total convicción: "no, esa chica necesita un chico decidido, con personalidad, que vaya al frente. Hace una cosa, si lo ves decile que la próxima vez que la tenga enfrente, la ponga contra la pared y le chante un beso". Jajajaja. En ese momento vi como a mis hermanos se le abrían los ojos como dos huevos fritos, (no porque haya dicho algo malo, sino porque no es común en ella) y yo esbocé la frase con una risa anterior (obvio que con un tinte chistoso y para nada ofensivo) "callate vieja promiscua". Es la primera vez en mi vida que escucho a mi mamá tener una expresión de esas. Pero en el fondo me gustó que la vieja se ponga un poco a nuestra altura y que comparta mano a mano nuestras vivencias cotidianas. (Nobleza obliga: más de una vez me han dicho que era una madre "top", que se viste a la moda y que presta la casa para que los hijos hagan fiestas).
Hace un tiempo publiqué en este mismo medio, una entrada que tenía como título "Los padres no siempre tienen razón", y en el desarrollo de la misma traté de apuntalar esa idea. Pero ete aquí que es un inconciente colectivo eso de que los padres siempre tienen razón. Es una idea que, mal que nos pese, nos cuesta sacarnos de la cabeza y terminamos escuchando a nuestros padres más de lo que queremos. No estoy diciendo que sea cierto eso de que los padres tienen siempre razón, al contrario. Pero es una idea tan inculcada que somos como rehenes de la misma.
Yo me dije: esta vieja debe tener razón, habló con la voz de la experiencia. Le voy a hacer caso. Es entonces cuando desde esa noche, llevo ganados más de 3 cachetazos por ser decidido con las chicas. Una vez más, todo tiene que ver con todo en este blogbasura. Esta entrada, no solo sirve para decir que cuando afirmé que los padres no siempre tienen razón, no me equivoqué, sino también para decirles que esta bueno compartir con los padres todo. Que no solo los veamos como una figura de autoridad y respeto.
Alguien decía que "no se manda, se convence", y eso es una gran verdad. Cuando me mandan a estudiar a los gritos, lo único que logran, es que se active en mi la parte obstinada, caprichosa u orgullosa y no estudie nada. Sin embargo, la semana pasada me dijo el pater familiae (el jefe del clan)con un tono conciliador "no perdés mucho tiempo con la computadora?". Y yo, haciendo un mea culpa pensé: "si, la verdad que si, pierdo una banda de tiempo con la compu y los blogs". En ese momento apagué la pc y me brindé a los libros (en rigor de verdad, resúmenes).
Esto seguramente es un aprendizaje para ellos, que nunca terminan de saber como ser padres, y nosotros como ser hijos. Es por eso que debemos ayudarnos.
Mamá: el hielo que te pedí el otro día para el ojo, fue por culpa tuya en definitiva, y es mentira que me pegaron un codazo en la pileta.

3 de diciembre de 2007

Ningún final es bueno

Hace tiempo que esta idea me da vueltas en la cabeza. Pero nunca terminé de masticar el tema lo suficiente como para hacer alguna entrada sobre él. Debo decirles que la semana pasada tuve escrita la entrada, pero un error humano ( más que humano, error pavote) hizo que pierda todo lo que había escrito, lo que causó en mi un estado de nerviosismo tal que tuve que recurrir a los ansiolíticos de mi tía, la soltera, que no hace más que tomar de esas pastillas sin receta, con wisky. No, mentira, no se vayan a creer eso, de que tomé esas cosas de mi tía.
Este debe ser el único blogbasura de todos los que andan dando vueltas que anticipa en el título de la entrada, el final. Es como si te dicen como termina el cuento antes de empezar a contártelo. Bueno, uno más de tantos males en este blog.
No se si es producto de mi personalidad, que se aferra en demasía al status quo, o algún trastorno de tipo psicológico, que me hace pensar que "los finales" son malos. De más está decir que hablamos de "los finales" como culminación de un proceso, no como esa práctica espantosa, tortuosa y desgastante, que se lleva adelante en las universidades.
Uno de mis contactos de messenger tiene como nick una frase que me hizo reflexionar: "todo final es un comienzo". Yo le contesto que todo final es el comienzo de algo distinto, porque lo que terminó, terminó. Fué, feneció, no existe más. Ya nada será distinto.
El disparador para que yo esté escribiendo sobre este tema, fue la angustia que sentí cuando algo se me terminaba: el helado que estaba tomando. Yo exterioricé ese sentimiento de de irritación, erizamiento, a los que me acompañaban en ese momento. Ellos asintieron la idea y me brindaron una solución: "comprate otro" me dijeron. Pero ese es el nudo del asunto, el quid de la cuestión. El helado que me compre, no va a ser el mismo que el que tanto estaba disfrutando. Va a ser otro diferente. Definitivamente los finales me "hacen ruido".
Cuando termina una relación sentimental, por más traumática que haya sido, me siento mal. Lo lógico sería que me sienta bien que se haya terminado de una vez esa tortuosa situación pseudo-amorosa, pero lo cierto es que el final me incomoda.
(Pensamiento interno que no encaja en el texto: me parece que el inestable psicológicamente hablando soy yo. Los finales, no deberían hacer sufrir. O por lo menos no todos deberían hacernos sufrir. El final del partido que nos consagró campeones, no me hizo sufrir en lo más mínimo. Es decir que me equivoqué con lo que venía escribiendo, está todo mal? ).
Bueno, para ir concluyendo debo decirles que si siguieron leyendo el texto, amén de la aclaración de como iba a terminar hecha en el segundo párrafo, son dignos de ser felicitados. La cuestión es que tenía razón en la segunda oración de la entrada cuando dije que no tenía el tema suficientemente masticado. En el desarrollo de la exposición, me di cuenta que estaba equivocado y que no todos los finales son malos. Es decir, que el que contó el final de la película en la cola del cine, estaba equivocado. La película no terminaba así.
Sin ir más lejos, y para terminar de apuntalar la idea de que errar es humano, y yo un poquito de eso tengo, les digo que esta columna está llegando a su final y no me causa ningún malestar, solo ganas de terminarla de una vez.

16 de noviembre de 2007

Los padres suman, y a veces restan

"Llevate mucho abrigo porque en Mar del Plata hace mucho frío". Esa fue una de las estrofas de la canción que mi mamá cantó durante toda la tarde previa a que mi hermano emprendiera viaje hacia la ciudad costera. "Nada de ir a lugares raros...andá siempre con el grupo" decía el estribillo con una cansadora melodía.
Nosotros, los hermanos mayores, estamos mas acostumbrados a recibir directivas de nuestros progenitores, y hemos desarrollado a lo largo de los años, una oculta habilidad para gambetear al mejor estilo "burrito ortega" todos estos "consejos" sustentados por la frase que reza "hacé lo que quieras, pero hallá vos". Con esta frase ejercen una manipulación cuasi-perfecta aparentando que dejan libertad para las elecciones.
Esta habilidad, de esquivar imperativos paternos, nunca es innata. Hay personas que pueden esquivar con mayor facilidad estos decretos paterno/maternos por una cuestión interna: son rebeldes, y hacen de la desobediencia su forma de vida.
Otros, como quien les habla (que en realidad no les habla, les escribe), ha aceptado durante gran parte de su niñez preceptos caprichosos de padres con ansias de mostrar autoridad.
¡Como sufrí de chico ese portafolio de cuero con el que me hacían ir al colegio! Mi mamá argüía que usar mochila hacía mal a la espalda, en consecuencia, gran parte de la escuela primaria, concurrí al colegio con un horrible y enorme portafolio de cuero negro. ¿Que loco no? resulta que ahora, 15 años después, sufro de problemas de columna y mis compañeros que usaban mochila y deberían parecer cuasimodo, tienen la espalda diez puntos.
No fue parte de mi infancia. Tampoco voy a develar la identidad de quien lo sufrió por una cuestión de decoro. Pero conozco un caso en el que la mamá, preocupada por la salud de su hijo de 6 años, le ponía can-can (que no es perro al cuadrado, sino esas medias que usan las mujeres) de lana para que no le entre frío. ¿Ustedes toman conciencia del daño que nos hacen las madres y los padres con esas decisiones?
Siempre me pregunté por que uno de chiquito tiene que dormir siesta? Si uno no tiene sueño no tiene porque dormir. También me llama poderosamente la atención esos padres que obligan a los hijos a terminar la comida del plato (tremendos platos de polenta les serven). Hoy en día, seguramente, más de uno está en la pantalla de la TV participando de "cuestión de peso" tratando de mitigar sus problemas de obesidad. ¿Por que a los niños le suben el pantalón hasta el pupo? ¿no se dan cuenta que así los usa el abuelo?
Los padres se enceguecen con sus hijos. Son siempre los más lindos, los más inteligentes. Que enriquecedor sería para la psique infantil, que los padres se den cuenta que no es así. Que su hijo no es para nada lindo, y que es un tremendo burro. Que con 9 años sigue zezeando y que la raya al costado con gomina le queda patético!!! Esa sobre-protección nos hace opas. Siempre cuidando cada detalle "¿te llevás el documento?", "no hables con extraños", "no patees bolsas en la vereda", "no te subas al árbol", "no tengas sexo antes de los 11", (no, perdón, la última es mentira).
La verdad, estoy agradecido de haber sido el hermano mayor. Me ligué los retos que mis hermanos menores eludieron por agarrar a mis padres grandes y cansados. Hoy día veo el pasado y me acuerdo cuando envidiaba (envidia sana, esa de decir "que buena onda sería que mi mamá sea así") a esos compañeros que ante un problema con los maestros eran defendidos a capa y espada por sus padres. Recuerdo que un día citaron a mi mamá por una inconducta mía, y ella en lugar de defenderme les dijo con palabras textuales "cáiganle con todo el peso de la ley". GRACIAS MAMÁ POR ESAS 15 AMONESTACIONES !!!

31 de octubre de 2007

¿¿¿Las personas tenemos un imán???

Sinceramente se me hace muy difícil encarar el tema. No se como empezar a redactar esto, que me interesa y me despierta curiosidad, pero que a la hora de querer transmitirlo se me dificulta.
A mi se me pegan los pesados !."¡Este pibe es más pesado que un collar de melones!", digo con frecuencia.¿ Hay algo que yo no sepa que hace que a mi se me peguen?, ¿tengo un imán para los pesados?. Estas preguntas empecé a hacérmelas a mi mismo sobre mi caso, pero al momento me di cuenta de que todos tenemos imanes, predisposiciones no se de que tipo, si genéticas, volutivas, o solo azarosas, a que determinado grupo de situaciones, personas o cosas, agrupado por una característica común a todas, se nos acerquen sistemáticamente.
Lo que sigue del relato, van a ser ejemplos de imanes:
Uno de mis más amigos, no me explico por que (no es que no me explique por que es mi amigo, sino porque le pasa lo que voy a detallar a continuación), todas sus relaciones amorosas están signadas por "locas", "desequilibradas" "freakies", o como quieran llamarle.
A otro se le pegan las feas (sin desmerecer). Es muy agresivo ese calificativo, digamos que se le pegan aquellas mujeres que no coinciden con el canon de belleza impuesto por la sociedad en este momento histórico.
Otro caso es el que padece otra de las personas consultadas. El dice ser reservorio de los problemas ajenos. No sabe por que, tanto conocidos como desconocidos, lo usan como oído para contarle sus aconteceres negativos.
Cuantas veces decimos "¡pero que suerte tiene ese pibe!", es porque tiene un imán para la suerte. El tipo va al casino y gana, va a una fiesta y se gana el premio principal, va por la calle y se encuentra 100 mangos, etc. O cuantas veces decimos "¡pero que mala pata tiene ese...le pasa una tras otra!" y nos enteramos que en el lapso de 15 días se le murieron los padres, el perro, el hijo se le hizo gay y la mujer se fue con otro.
El quid de la cuestión es en determinar el porque de esta predisposición. ¿Será que es obra del freudiano inconsciente que nos acercamos casi sin quererlo a determinadas personas o situaciones? ¿O la voluntad consiente es la que nos manda predisponernos hacia estos "imanes"? ¿Será solamente el azar y la estadística?. No lo se. Creo que si lo supiera sería Dios. Pero no soy Dios, soy LooK Ass, que es un poquito menos. El que logre desentrañar la causa de los imanes, el porque de esto, estará en condiciones de dominar el mundo. Se lo aseguro.

25 de octubre de 2007

QUE REBUSCADAS SON LAS MUJERES

......Tengo "una inclinación aguda y cierta hacia la belleza física", y me gusta ver a mi alrededor mujeres bonitas, como mi vecina, la señora Grebsel, pero no experimentaba ninguna "concupiscencia carnal" por estas mujeres, y a la mayoría de las mujeres esto les ofende, aunque ellas, si yo sintiese deseos e intentase satisfacerlos, seguramente llamarían a la policía. Es una historia complicada y cruel, eso de la concupiscencia de la carne, para los hombres no monógamos es probable que sea una constante tortura, para los monógamos, una continua coacción a una latente descortesía, la mayoría de las mujeres en cierto modo se ofenden si no experimentan lo que ellas conocen por Eros......
Esto que describe el párrafo anterior, es lo que comúnmente conocemos por "gataflorismo". Las mujeres gozan de una estructura molecular tal, que las predispone siempre al inconformismo. No hay nada que les venga bien.
Yo creo que Dios, cuando le sacó la costilla a Adán para crear a la mujer, se equivocó en algo. ¿Era necesario ponerle una mente tan rebuscada? Evidentemente no. Esta característica crea conflictos que hacen a la vida un poco más divertida de lo que sería si ellas gozaran de una mente más "masculina". En realidad no se si más divertida, pero si con más "movimiento" por así decirlo.
No nos es fácil a los hombres decodificar esa cabeza. Nosotros somos más simples y sinceros. Si sos objeto del deseo de alguna mujer, ella te va a tirar indirectas indescifrables, y después te va a decir "yo no se como no te dabas cuenta".. ¡¡¡Pero es imposible darse cuenta siendo tan sutiles!!! Si, tan sutiles son, que cuando van por la calle acompañadas de su pareja, van mirando otros hombres, pero nosotros no nos damos cuenta, porque son bichas y lo hacen con carpa. A contrario sensu, nosotros si nos gusta alguna chica, nada de indirectas, palo y a la bolsa...Y si por la calle miramos mujeres, no lo disimulamos, lo hacemos sin ningún tipo de tapujos.
De todas maneras, una mente más masculina en ellas, haría la vida muy lineal. ¿Se imaginan un noviazgo sin histeriqueo? perdería la magia, no sería lo mismo. Además, cuando vienen los reproches, tenemos que poner a trabajar nuestra mente pirata, en pos de salir airosos de la situación, lo que nos ocupa el día y la cabeza.
De este vago desarrollo, saco una conclusión: La culpa de que las mujeres sean como son, es neta y absolutamente nuestra, porque las consentimos constantemente en sus actitudes ya que, en mayor o en menor medida, nos gusta que sean así. Nos bancamos sus reproches y esgrimimos argucias leguleyas para zafar del mal momento y que todo siga igual. Como dice Mafalda, "ponemos parches y no cambiamos estructuras". ¿Por qué? Porque nos encanta.
A manera de aclaración: El primer párrafo es un extracto del libro "opiniones de un payaso". Libro, a mi modo de ver, altamente recomendable para la lectura.

17 de octubre de 2007

Los padres NO siempre tienen razón

En primer lugar quiero aclarar que este artículo no está motivado en ningún tipo de situación personal, en lo que concierne a la relación con mis progenitores, simplemente, empecé a mirar con espíritu crítico las actitudes que tienen algunos padres para con sus hijos.
A lo mejor estas atravesando uno de esos momentos en los que una decisión, da un giro radical a tu vida. Estás entre varias opciones de vital importancia par vos. Escuchas de los más variados consejos, pero si hay uno que se cree que tiene más autoridad que los demás, es el de los padres, por el solo hecho de ser padres. "tengo la obligación de decírselo porque soy su padre (leáse padre-madre)". Para opinar, ellos son mandados a hacer. Y cuidado que las cosas no te salgan bien cuando desoís uno de sus consejos...Después aguantate el dedo acusador al coro de "viste, yo te dije...si me hubieras hecho caso". ¿Cuando ustedes escucharon a algún hijo diciéndole eso a un padre?, yo nunca. El padre es el que reprocha siempre ser desoído.
Que feo debe ser levantarse todas las mañanas para ir a trabajar de algo que no te gusta... Los padres no siempre piensan en ello. ¿Cuantos jóvenes eligen la carrera en función de mandatos familiares? Este es uno de los tantos ejemplos, en los cuales no me voy a explayar para no generar animosidad contra los padres por los lectores.
Solo hay que tomar conciencia de que los padres son falibles, a veces se equivocan. Hay que escuchar sus experiencias, pero no hay que tomarlo como la verdad revelada. Hay que saber que quiere cada uno, y en función de eso trabajar, y esforzarse independientemente de lo que los padres quieran para uno.

11 de setiembre de 2007

La infancia/adolescencia: tiempo de crueldad

Nunca me caractericé en mis años de escolar, por ser aquellos "vivos" que se divertían en recreos y clases, burlándose de los más callados, estudiosos, o feos. Es más, de hecho mi condición corporal por aquellos tiempos (tenía menos forma que un pororó), no me permitía ufanarme de nada frente a ellos, sino ser, en muchos casos, víctima de estos brabucones de goma.
Hoy, lejos de esos momentos de gloria en el ocio, hago una restrospectiva de mi vida centrandome en mi conducta frente a estos temas, y me genera sentimientos encontrados: Por un lado me siento alegre, por haber tenido en gérmen lo que en un futuro quiero llevar adelante como el trabajo que me de de comer, abogado defensor. Siempre fui el que decía que se dejen de joder a los "puntos" en los cursos. Pero por otro lado, me siento muy triste porque seguramente más de una vez fui verdugo de aquellos más débiles. Estuve repasando momentos y no logro acordarme de aquellos en que fui verdugo, pero no porque no lo haya sido, sino porque debe ser un mecanismo incociente de defensa frente a la incomodidad que me produce tal idea.
Los hermanos mayores siempre deben haber sido una molestia para los menores. Me enteré por un tercero que a mi hermano, que por cierto es más chico, uno de estos "pichones de agitadores" lo habia molestado, cargado, etc en uno de los recreos. Sin dudarlo, y contra la voluntad de mi hermano, lo fui a buscar para que sienta en carne propia lo que es enfrentarse a uno más fuerte que el. En ningún momento le propiné un golpe, pero le hice sentir el vértigo del peligro. Hoy en día, cuando me encuentra por la calle, lejos de aquel episodio, no solo me pregunta por mi hermano, sino que me saluda afectuosamente. Eso da la pauta que es una cosa propia de la edad, donde la animalidad del "más fuerte" lo llevamos más a flor de piel.
Uno a esa edad no se da cuenta del dolor que causa en los compañeros tomarlos como objeto de risa. No se toma dimensión de la impotencia, odio, rencor, que se genera en estos mártires de la edad. De hecho se hacen y dicen cosas, que con el paso de los años no se logra entender la maldad que tenía adentro en ese momento para decir tales barbaridades.
Hay una pélícula, que trata este tema de los "discriminados", de los "fuertes" contra los "débiles". Es un películón, se llama "bang, bang, you are dead", se las recomiendo. Tambien hay una canción de The Locos muy grafica de estas situaciones, se llama "Resistiré".
Creo que la familia debe comprometerse en la educación de los hijos en la idea de que, si bien con capacidades distintas y dondes particulares, somos todos iguales, ni más ni menos que el otro.
Desde este triste lugar (porque lo correcto sería hacerlo personalmente) les pido mis más sinceras disculpas a aquellos que se sintieron mal porque fueron objeto de mi sobervia y prepotencia, y a aquellos que en algún mometo defendí, por no haberlo hecho de manera más aguerrida y comprometida.
Y a vos, que te sentís mal por como te tratan tus compañeros y sos víctima del fenómeno "bulling" o acoso escolar, te digo: siempre tené en cuenta esta frase---> "LA PREPOTENCIA, ES LA POTENCIA DE LOS IMPOTENTES"

4 de setiembre de 2007

Una generación sin sueños

"Hacé lo que te dicta el corazón" decía Romina Yan en chiquititas allá por el año 1999. Todas las tardes mientras tomaba la leche miraba la serie catalogada para niñas, pero que más de uno como yo veía gustoso.
En la reunión de producción del exitoso programa de radio que hago, el disparador que se nos ocurrió era "nuestros sueños tomados como anhelos personales". Era la hora de ponerme a pensar los míos para contarlos al aire. Me dí cuenta que no tengo, algo que me pareció bastante raro, entonces lo empecé a consultar con mis amigos, los cuales respondían de la misma manera que yo, "no tengo, no se".
Esto demuestra que no es tal la influencia de la tv en nosotros. Si le hiciéramos caso a Romina Yan, no estaría escribiendo esto debido a mi asombro por la falta de sueños en los jóvenes.
Personalmente creo que las causas de esta situación están tanto en la escuela como en la familia. Nos nos han criado con un alma quijotesca, todo lo contrario, debemos tener el futuro lo más asegurado posible, no nos han enseñado a correr riesgos. "No te cases si no estás recibido", "no, irte a otra ciudad tan chico para hacer un deporte no", "la militancia política es para más grande, te hace perder mucho tiempo en la carrera". Siempre nos metieron en la cabeza que tenemos que asegurarnos los distintos momentos de la vida. Nunca nos dijeron "si la amás, casate" o "dale, metete, arriesgate", al contrario. Es por eso que nos deslumbramos cuando vemos figuras como la del "Che" Guevara, o tantos otros que llegaron a dar la vida por un ideal, por un sueño que los desvelaba.
Responsabilizo totalmente a la familia y a la escuela de no enseñarnos, ni siquiera sugerirnos, patear el tablero y hacer lo que nos dicta el corazón.
Este tema tiene mucha tela para cortar. Es más serio de lo que parece planteado acá. Es la primera vez que dejo de lado la frivolidad para hablar de algo que en serio noté en los jóvenes y me preocupó.
PD: siempre lleven documento por si los para la policía (no entendí nada no? : ) )

23 de agosto de 2007

¿Quien se salva de los cuernos y de la muerte?

Dicen que de los cuernos y de la muerte no se salva nadie. Pero me cuesta creer en eso, es decir, no me es fácil aceptar que en un momento ulterior seré cornudo. De todas maneras, creo que mi papá es la excepción que confirma la regla: Estoy seguro que mi mamá no lo va a engañar nunca; y no acepto prueba en contrario.
Lo que me desvela, es la causa de ese inconsciente colectivo, ¿por que la gente piensa de esa manera?. El tema es indistinto tanto para mujeres como hombres. Nadie se salva de eso según el mandato popular.
Cierta vez, como en otros artículos conté, me encontraba sentado con amigos, rodeando una mesa mientras las discusiones sobre política, fútbol y mujeres se apoderaban del sonido ambiental del lugar. El chiste fue dirigido contra uno de los integrantes de la mesa de "polémica en el minimarket", muy caracterizado por sus relaciones amorosas de larga duración: "andá cornudo!!!". Noté que el comentario lo había herido, porque con un tono de voz elevado dijo con buen timo: ¿"que te pensás, que vos no vas a serlo? si sos un seco, te va a cagar con alguno con guita; si no tenés facha te va a cagar con uno con facha; si tenés plata te va a cagar con un seco; y sos fachero te va a cagar con un negro feo". Cuanta razón tuvo en sus palabras!!! Fue en ese momento, con esa tesis que acababa de exponer, cuando entendí la explicación de la clase de filosofía de 3 años atrás, cuando el profesor nos decía lo que quiere decir "necio". Necio es alguien que no sabe, pero que cree que sabe. Uno siempre busca lo que no tiene, entonces el necio no busca más conocimientos porque está convencido que los posee, cuando en realidad no es así.
Siguiendo ese razonamiento, es lógico que caigamos en la afirmación que "de los cuernos y la muerte no se salva nadie", porque nadie puede darle todo a su pareja, y en consecuencia, lo que no pueda darle, la muy zorra va a buscarlo afuera (ya les dije que menos mi mamá). Ni Dios se salva de los cuernos, porque los curas y monjas muchas veces son infieles (no estoy diciendo que violen el celibato precisamente, sino que son infieles, un pecadito común y ya corneaste a Dios), y a su vez Dios es polígamo, porque está casado con cuantiosos sacerdotes y clerigas consagradas (monjas para la gente común).
Tanto pensar sobre el tema para darme cuenta que solo dos personas en el mundo son las que se salvan a la larga de los cuernos: mi papá y yo. Mi papá porque mi mamá es una santa, y yo porque la soltería evita los cuernos.
Free Lockie MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

Estadisticas visitas